Como bien hemos mencionado en otras ocasiones el pecho también puede sufrir complicaciones durante la lactancia, como cualquier otra parte del cuerpo también está expuesta a sufrir irritación, lesiones y eccemas que deben ser tratados adecuadamente para mantener una lactancia satisfactoria tanto para la madre como para el bebé.

Uno de los tantos problemas que pueden aparecer en el pecho de la madre es el eccema del pezón, igualmente el eccema puede aparecer en cualquier otra parte del cuerpo y son más propensas las mujeres que ya lo han sufrido anteriormente.

eccema-pezon

El eccema del pezón también llamado dermatitis de la areola y el pezón es muy molesta ocasionando rojeces, supuración y escamas. El picor y el dolor es desagradable afectando en la mayoría de las ocasiones a los dos pechos.

Hay que tener en cuenta que el eccema no sea un síntoma de una reacción a algún medicamento o crema recetada para tratar otro problema, mantener la zona húmeda durante mucho tiempo o los cambios en el desodorante o jabones también pueden ocasionar el eccema.

¿Cómo resolver la dermatitis del pezón?

Los pechos de la mujer sobre todo durante la lactancia deben estar cuidados y sanos para que la lactancia sea lo más satisfactoria posible, por eso es esencial seguir una serie de recomendaciones:

  • Eliminar los jabones o champús de marcas comerciales.
  • No limpiar la zona con geles ni jabones.
  • Enjuaga el pezón con leche materna o agua después de las tomas.
  • Da una toma al bebé antes de ofrecerle el alimento sólido pues puede que el eccema esté originado por algún alimento de la dieta de tu bebé que provoque alergia.
  • Las cremas con corticoides serán recetados por el médico si lo considera oportuno.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario