Normalmente las mamás trabajadoras que deciden alimentar a sus bebés con su propia leche tienen algunos meses que les corresponden de lactancia para cuidar de su pequeño y así alimentarlo exclusivamente con la leche materna.

estres-laboral-leche

En el caso de éstas mujeres les pertenece 4 meses de lactancia en los que pueden surgir miedos y dudas cuando tengan que volver al trabajo, pues no estarán disponibles para sus bebés a todas horas para ofrecerles el pecho cada vez que tengan hambre.

Han de volver al trabajo y aunque eso signifique pasar menos tiempo con sus bebés también es bueno separarse y empezar con la nueva rutina que será la real de ahora en adelante.

El principal problema es el estrés que se puede generar en el trabajo, muchas madres tienen trabajos muy duros y de responsabilidad que pueden llevar a situaciones límite sobre todo para su estado emocional, por eso en estas ocasiones se preguntan si ese estrés afecta a la producción de la leche.

Estrés laboral y producción de leche

Volver al trabajo no significa que las madres deban eliminar por completo la lactancia, deberán adecuarse al horario que será más conveniente para seguir dándole la leche necesaria a su bebé.

Las madres lactantes pueden optar por diferentes posibilidades en su horario laboral para poder seguir amamantando a su bebé hasta los 9 meses de edad, es cuestión de pedir el permiso necesario y saber que horas le corresponden.

En cuanto al estrés laboral no supone un problema a la hora de seguir produciendo más leche, eso siempre y cuando el descanso sea el adecuado y el necesario pues habrán momento después del trabajo que se sienta demasiado cansada para amamantar a su bebé y necesite de sus familiares para que le echen una mano.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario