El Síndrome de Sheehan es una de las enfermedades más graves y raras que existen con relación a la lactancia materna. Descubre qué es, cuáles son sus causas y síntomas.

Una de las enfermedades más graves y extrañas que existen con relación a la lactancia materna tiene que ver con la hipófisis y su función como fabricante de oxitocina y prolactina. Durante el parto puede producirse una grave hemorragia que conlleva la necrosis de la hipófisis por falta de riego sanguíneo durante el alumbramiento.

Un sangrado intenso durante el parto puede provocar la muerte del tejido de la hipófisis por lo que su función como fabricante de hormonas que ayudan a la producción de leche, y como responsable del crecimiento entre otras responsabilidades deja de funcionar.

hipofisis

El síndrome de Sheehan que así se le denomina es muy poco común y sus factores de desarrollo son en mamás con partos múltiples y problemas con la placenta.

¿Cuáles son sus síntomas?

La muerte del tejido de la hipófisis provoca en la madre la incapacidad para mamar ya que no se produce leche, sus síntomas pueden abarcar desde la fatiga, falta de sangrado menstrual, baja presión arterial, pérdida del vello púbico y de las axilas y la falta de leche.

La forma correcta de descartar problemas mayores es realizar análisis de sangre para controlar los niveles hormonales y resonancias magnéticas para diagnosticar problemas más graves con la hipófisis.

El síndrome de Sheehan es imposible de prevenir hasta el que parto no se presenta pero sí podemos disminuir sus consecuencias gracias a la toma de estrógenos y progesterona recetados siempre por el médico hasta la llegada de la menopausia ya que ésta enfermedad no tratada a tiempo puede ser mortal.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario