Lista de plantas y hierbas no recomendadas cuando das el pecho y amamantas a tu bebé. Descubre cuáles son las plantas que debes evitar durante la lactancia materna.

El uso de las plantas y hierbas tanto en forma de tés como en infusiones es una práctica común del día a día, la cual se remonta a muchísimos siglos atrás. Ello ha influido de manera positiva en que, a día de hoy, conozcamos una gran diversidad de distintos remedios caseros que utilizan como ingredientes principales determinadas hierbas con virtudes y cualidades medicinales.

No obstante, como ocurre con el embarazo, si te encuentras dando el pecho en estos momentos a tu bebé o estás embarazada y próximamente lo harás, debes tener en cuenta que aunque las plantas sean completamente naturales no significa que siempre sean seguras y adecuadas.

Plantas y hierbas no recomendadas en la lactancia materna

Por tanto, antes de tomar infusiones de hierbas y plantas te recomendamos echar un vistazo a la siguiente lista que te proponemos, y que deberías evitar mientras estés amamantando a tu bebé:

  • Hierbabuena: disminuye la producción de leche.
  • Ajenjo: aunque puede ser segura, pasa a la leche materna.
  • Epazote: pasa a la leche materna.
  • Estafiate: pasa a la leche materna.
  • Ginkgo biloba: pasa a la leche materna.
  • Menta: disminuye la producción de leche.
  • Hipérico o Hierba de San Juan: afecta a la producción de leche y altera el efecto de otros medicamentos.
  • Salvia: disminuye la producción de leche.
  • Regaliz: pasa a la leche materna.
  • Palo bañón: pasa a la leche materna.
  • Perejil: disminuye la producción de leche.
  • Malva: pasa a la leche materna.
  • Tuya: es muy tóxica. Pasa a la leche materna.
  • Zarzaparrilla: pasa a la leche materna.
  • Áloe vera: pasa a la leche materna.

Imagen | Michael_Lehet

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Artículos relacionados
0 4757

¿Qué es el muguet?

Hacer un comentario