Tabaco y lactancia maternaAl igual que ocurre con el alcohol (puedes saber más sobre el consumo de alcohol durante la lactancia materna, y sobretodo cuáles son los efectos del alcohol en el bebé durante la lactancia), el tabaco es otro de esos enemigos a evitar no solo día a día, sino especialmente por las mamás tanto durante el embarazo como durante la lactancia materna.

De hecho, es muy común que las futuras mamás fumadoras decidan por fin dejar el tabaco una vez se han quedado embarazadas, especialmente porque descubren cuáles pueden llegar a ser los efectos tan negativos que esta droga tiene sobre el desarrollo del bebé.

Durante el embarazo, si la mamá fuma puede provocar que el bebé nazca con bajo peso, presente problemas cardíacos y pulmonares, así como una reducción del nivel de inteligencia. Pero los efectos negativos no acaban aquí, ya que puede ser un riesgo mayor de complicaciones después del parto tanto para la mamá como para el recién nacido.

Efectos negativos del tabaco durante la lactancia materna

Cuando la mamá fuma durante la lactancia materna, la nicotina presente en el tabaco pasa a la leche, lo que puede causar en el bebé molestias intestinales y molestos cólicos.

Al igual que ocurre o sucede con el alcohol, el tabaco causa una disminución en la producción de leche, así como una inhibición de la respuesta de expulsión, lo que puede suponer que se produzca un destete temprano.

Tampoco podemos olvidarnos del humo que desprende el cigarro, ya que se convierte incluso en muchísimo más peligroso para el bebé que la nicotina, al poder provocar infecciones respiratorias o el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL).

Por tanto, las precauciones no debe tomarlas solo la madre, sino también el padre, ya que si éste fuma es fundamental que lo haga muy lejos del bebé.

Imagen | MilitaryHealth

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Artículos relacionados
0 4907

¿Qué es el muguet?

Hacer un comentario