alcohol-leche-maternaDurante los meses en que dura el embarazo, dentro de los diferentes consejos y recomendaciones básicas a seguir por la futura mamá, nos encontramos con la prohibición de beber alcohol. Por ello si anteriormente a quedarse embarazada la mujer solía beber alcohol con regularidad (por ejemplo, tomarse una copa de vino en las comidas, o en ocasiones especiales), es habitual que tras el parto pueda sentir la necesidad imperiosa de tomarte una copia de vino.

Por ello el consumo de alcohol durante la lactancia materna suele estar más “permitido”, sobretodo cuando este consumo es ocasional (una copa de vino en alguna que otra comida, o bien una copita de brindis en una boda o un cumpleaños…).

Sin embargo, la realidad es bien distinta: aunque el alcohol se elimina rápidamente de la sangre (de forma que si se toma justamente después de haber dado el pecho, 2 a 3 horas más tarde la leche debería estar libre de alcohol para la toma siguiente), éste causa algunos efectos en el bebé, ya que el alcohol pasa a la leche materna, y finalmente al bebé a través de su ingestión. De hecho, la mayor concentración se registra entre los 30 a los 90 minutos después de la ingesta de alcohol por parte de la madre.

Efectos del alcohol en el bebé cuando la madre bebe alcohol

Antes de descubrir cuáles son los efectos negativos o nocivos para la salud del bebé por parte de aquellas mamás que dan el pecho y consumen alcohol, debemos tener en cuenta que durante los primeros 6 meses de vida los bebés son mucho más sensibles a los efectos negativos del alcohol. ¿Por qué? Principalmente porque aún su hígado no ha madurado lo suficiente, no siendo capaz de eliminar fácilmente el alcohol de la sangre.

En este sentido, además, se recomienda la abstinencia total durante los 3 primeros meses de vida del bebé.

A continuación resumimos brevemente los efectos del alcohol en el bebé:

  • Debilidad inmunitaria a largo plazo.
  • Desórdenes en el sistema nervioso.
  • Puede causar un destete temprano.

El alcohol también cambia el olor y el sabor de la leche materna, lo que luego puede traducirse en que el bebé no se sienta tan a gusto consumiéndola y por tanto deje de tomarla.

También reduce los niveles de prolactina (favorece la producción de leche y es útil en el vínculo afectivo) y oxitocina (clave en la eyección o subida de la leche).

Imagen | isante_magazine

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Artículos relacionados
0 4907

¿Qué es el muguet?

Hacer un comentario