lactancia-maternaComo bien hemos explicado en muchas ocasiones la lactancia materna es un proceso realmente indispensable e importante para la vida del bebé después de su nacimiento.

Los mamíferos están preparados para llegar al mundo y alimentarse exclusivamente de la leche que su madre pueda proporcionarles ya que contiene todo lo necesario nutricionalmente hablando para su desarrollo y crecimiento durante los primeros meses.

Hemos mencionado en diferentes artículos los beneficios y las ventajas que conlleva dar de mamar a tu hijo desde el primer día hasta más o menos los seis meses, período en el cual se complementará la lactancia materna con la introducción de alimentos sólidos y necesarios para su salud.

El aporte que proporciona la leche materna son numerosos y muy indispensables para la vida del neonato, entre ellos está:

  • Desde el punto de vista nutricional: Agua, proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas (A, B 12, C, D, E, K) minerales (calcio, hierro, magnesio, zinc), hormonas.
  • Anticuerpos transmitidos por la madre que le protegerá frente a las infecciones.
  • Menor riesgo de padecer diarreas, otitis, enfermedades respiratorias infecciosas.
  • Menos probabilidades de padecer de asma y alergias.
  • Disminuye el riesgo de muerte súbita.Disminuye el riesgo de padecer de diabetes.
  • Disminuye el riesgo de padecer de obesidad.

¿Qué es la lactancia extendida?

Algunas madres y cada vez más prefieren alargar el periodo de lactancia durante más meses e incluso los dos o tres años, pues las ventajas de alargar el periodo de lactancia materna se han ido revelando a lo largo de los años y como no el horario o rutina de la madre también es importante a la hora de seguir con la lactancia.

La lactancia extendida consiste en seguir dando de mamar al bebé al menos el primer año, aunque muchas madres prefieren y quieren seguir dando el pecho a sus hijos hasta los tres años.

Antiguamente las mujeres daban de mamar a sus hijos hasta bien entrados en la infancia y era totalmente normal ver a niños pegados al pecho de sus madres con casi seis años de edad.

Aunque la edad ha ido disminuyendo a lo largo de los años todavía existen madres que gracias a su flexibilidad horaria o sus convicciones  prefieren dar el pecho a sus bebés hasta que dejen de serlo y sean niños más grandes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario