medicamentos y lactancia maternaCuando la mamá está dándole el pecho a su bebé (esto es, sobretodo durante el periodo en que dura la lactancia materna) no solo es recomendable que siga una alimentación lo más equilibrada y sana posible. También es importantísimo que siga un estilo de vida saludable, y que evite aquellos medicamentos que no son seguros durante la lactancia.

Debemos tener en cuenta que algunos medicamentos son efectivamente inofensivos para el bebé, pero sin embargo la mamá puede estar tomando otros que realmente no lo son tanto.

En estos casos, si por ejemplo te encuentras tomando algún medicamento y piensas dar el pecho, lo más aconsejable es consultar siempre a tu médico; es probable que o bien te prescriba otro medicamento más compatible en caso de ser posible, o bien que te recomiende destetar a tu bebé mientras tomas la medicación (aunque por regla general esta decisión se debe sobretodo a que están mal informados de la lactancia).

Medicamentos que debes evitar durante la lactancia materna

Anticonceptivos hormonales

Si se consumen desde las primeras semanas pueden inhibir o interferir la lactancia materna.

Aspirina

Está especialmente relacionada son el síndrome de Reye (daño cerebral agudo y problemas con la actividad hepática), pudiendo causar sangrados.

Medicamentos ansiolíticos o tranquilizantes

Aunque son seguros, pueden causar somnolencia en el bebé.

  • Clozapina: puede reducir el número de glóbulos blancos en la sangre.

Medicamentos antibacterianos

  • Cefalosporinas: puede causar diarreas, aftas y erupciones alérgicas.
  • Clindamicina: puede provocar diarreas y deposiciones con sangre.
  • Cloramfenicol: puede causar posibles desórdenes sanguíneos.
  • Isoniazida: puede causar daños en el hígado.
  • Quinolonas: puede causar daños en el desarrollo de las articulaciones.
  • Metronidazol: puede ser muy dañino para el bebé. Se recomienda destete hasta 24 horas después de haber ingerido la última dosis.
  • Penicilinas: pueden causar erupciones alérgicas, diarreas y aftas.

Medicamentos anticonvulsivos

  • Ácido valproico: puede causar daños en el hígado, o problemas sanguíneos.
  • Carbamecepina: puede causar problemas sanguíneos o daños hepáticos.

Medicamentos antidepresivos

Pueden causar somnolencia.

Medicamentos antifúngicos

  • Ketoconazol: puede causar daños en el hígado.

Medicamentos antihistamínicos

Pueden causar irritabilidad y somnolencia. Además, es posible que reduzcan el flujo de leche.

Medicamentos antiinflamatorios

  • Ketorolac, ácido mefenámico e indometacina: pueden ser tóxicos.

Medicamentos antivíricos

  • Amantadina: pueden reducir la cantidad de leche.

Medicamentos para la quimioterapia

Incluso en pequeñas cantidades pueden resultar muy tóxicos para el bebé.

Medicamentos descongestivos

Pueden provocar irritabilidad.

Medicamentos diuréticos

Tienden a inhibir la producción de leche.

Medicamentos para el corazón y la presión sanguínea

  • Acebutolol, atenolol, nadolol, sotadol y timolol: pueden acumularse en la sangre.
  • Clonidina y guanfacina: pueden acumularse en el pequeño organismo del bebé, y reducir la producción de leche.
  • Reserpina: puede causar congestión nasal.

Medicamentos hormonales

  • Clomifeno: puede afectar al desarrollo sexual del bebé.
  • Dehidroepiandrosterona (DHEA): puede inhibir la lactancia.
  • Estrógenos: pueden reducir la producción de leche.

Medicamentos narcóticos

Pueden causar somnolencia.

  • Ergotamina: puede causar vómitos.

Imagen | epSos.de

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario