obesidadSegún el Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría la lactancia materna previene en muchos casos la obesidad en niños ya que la leche materna solo contiene más beneficios que inconvenientes.

Como bien hemos mencionado en otros artículos la lactancia materna es más sana ya que ayuda al bebé durante los primeros meses de vida a no contraer enfermedades peligrosas para su salud y restablece su sistema inmunológico y hacerlo más resistente.

Las madres que den el pecho a sus hijos desde el primer día reducen en un 20% la obesidad y de otras enfermedades cardiovasculares, leucemia o diabetes.

Lactancia materna beneficiosa para la madre y el bebé

Hoy en día las madres que dan el pecho a sus hijos ronda el 75% porque tienen en cuenta la cantidad de beneficios que le aportan a sus bebés y a ellas mismas, porque la leche materna es buena tanto para ella como para el bebé.

Se ha constatado que amamantar al bebé al menos hasta los dos primeros años de vida reduce el riesgo de padecer obesidad a medida que crecen.

Los beneficios no solo repercuten a la salud si no a su desarrollo psicológico, como puede ser el desarrollo psicomotor, intelectual, y como no social que le ayudará mucho a relacionarse con los demás niños y adultos el día de mañana.

Se aconseja dar el pecho al bebé exclusivamente hasta los seis  meses de vida y a partir de ahí complementar su dieta con alimentos sólidos como la fruta o la verdura, según recomiende el médico.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario