Beneficios del agua en la lactancia materna, un líquido de vital importancia tanto para la mamá como para el bebé, ya que la mayor parte de la leche materna es agua.

mama-aguaDurante la lactancia el gran protagonista es el bebé que recibe su alimentación única y exclusivamente de la leche que proviene de la madre hasta que pueda introducirle en su dieta alimentos sólidos.

El bebé  por lo menos hasta los 6 meses recibirá a través de la lactancia materna todo la nutrición necesaria para su crecimiento y desarrollo sin necesidad de otro tipo de alimento.

En el caso de la madre para producir una leche de calidad la cual recibirá su hijo deberá seguir una buena alimentación y unos hábitos de vida saludables en los que entran el consumo regular de agua.

La ingesta hídrica de agua debe ser mayor durante la lactancia que en cualquier otro periodo de la vida ya que la leche materna está compuesta principalmente del agua que consume la madre y que será necesaria para el bebé.

El consumo de agua para la madre durante la lactancia

Desde el principio la madre deberá aumentar el consumo de agua a 2,3 litros diarios pues casi el 80% de la leche materna está compuesta del consumo diario que hace la madre.

La producción de la leche materna ronda entre unos 750 ml y 850 ml al día por lo que al recibir el bebé gran cantidad de leche materna la madre deberá reponer el gasto para que siga produciendo leche y al mismo tiempo mantenga la deshidratación a raya.

Aunque algunas personas en este caso las madres les cuesta consumir tanta agua deberán emplear algún truco que les ayude a consumir más agua de la que están acostumbradas.

El agua es muy importante durante toda la vida de una persona desde que nace y como no, la madre es la primera y la única que podrá ofrecerle alimento desde el primer momento indispensable para el bebé por lo que es muy importante que ella cuide su organismo empezando por un correcto consumo de agua.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario