Es muy común encontrar a las madres preocupadas por las dudas que surgen cuando tienen que llevarse a su bebé a casa, pues los enfermeros y médicos encargados de cuidarlos en la clínica no estarán a disposición para ayudarlos y vigilarlos.

despertar-al-bebe

Lo mejor que pueden hacer las futuras mamás y las que ya lo son es apuntar y por lo tanto preguntar todo aquello sobre lo que tengan dudas, es conveniente que los padres sepan todo cuanto tenga que ver con la alimentación, higiene y cuidado del niño.

Lo peor que puede pasar es llegar a casa con su bebé y no saber como reaccionar, cuando darle de comer o cuando bañarlo, por eso es necesario que los padres disipen dudas antes de traerlo a casa.

Una de las dudas más frecuentes en cuanto a su alimentación es si es necesario despertar al recién nacido para darle de mamar o el biberón.

Los bebés duermen una media de 17 horas diarias y no distinguen entre el día y la noche por eso serán los padres quienes estén pendientes del horario, pero eso no significa que tengas que tener un reloj al lado para no descuidar su alimentación.

¿Cuándo debo darle de comer?

Las dudas de muchas madres sobre cuando o a cada cuánto tiempo se debe alimentar al bebé surgen desde muy atrás cuando las tomas estaban muy controladas y no se podían saltar para así asegurar el correcto desarrollo y crecimiento del bebé.

En la actualidad el bebé elegirá el mejor momento para alimentarse, serán los padres los que deban estar pendientes cuando el bebé se despierte y emita sonidos o llore porque tiene hambre.

No debe importar el horario de manera estricta, debes llevar un control pero será el bebé quien decida comer sea la hora que sea, y no importa si han pasado 2 o 5 horas desde la última toma.

¿Se debe despertar al bebé para darle el pecho o el biberón?. La respuesta a esta pregunta que presenta muchas dudas en las madres es un “no”. Mientras el bebé esté sano, no sea prematuro y tenga un peso adecuado a su edad, no es conveniente despertarlo.

Si has tenido la suerte de tener a un bebé dormilón, es muy probable que se pase más horas durmiendo y las tomas se reduzcan durante el día, pero no debe preocuparte si sigue cogiendo peso, el problema comienza cuando el pediatra nota que el bebé no engorda o lo hace muy lentamente.

No obstante al principio y cuando la lactancia esté instaurándose en la vida del bebé y sus padres serán ellos quienes deban estar más pendientes de las tomas sin llegar a obligarlo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario