Te descubrimos algunos síntomas y consejos que te ayudarán a la hora de detectar y reconocer la mastitis, un problema muy común en la lactancia materna.

Durante la lactancia materna pueden aparecer problemas que afectan directamente a la madre como puede ser el caso de la mastitis. Como ya hemos explicado anteriormente la mastitis en la inflamación de uno de los lóbulos o conductos galactóforos provocando la obstrucción en la salida de la leche.

La incidencia de este problema suele ser de un 10% de las madres que dan el pecho, por lo que resulta muy común durante la lactancia y puede ocurrir varias veces a lo largo de los meses en uno de los pechos o en los dos.

mastitis

Normalmente la mastitis se produce durante las primeras semanas de lactancia, pero puede aparecer más adelante provocando inflamación en uno o los dos pechos, aunque generalmente suele ser unilateral.

Existen dos clases de mastitis, en relación a la gravedad existe la mastitis no infecciosa la cual se produce por una obstrucción de la leche en los conductos que la transportan y la infecciosa que no solo favorece la retención de la leche dentro del pecho si no que provoca un crecimiento de las bacterias.

¿Cómo detectar la mastitis?

Generalmente las mamás que han sufrido mastitis suelen repercutir en el dolor y el enrojecimiento que sienten en un lado del pecho que está obstruido, incluso bultos que hacen notar la obstrucción de la leche.

Las punzadas, la fiebre y el decaimiento son factores que nos alertan de la posibilidad de una mastitis, como bien hemos explicado cada mujer siente y padece de diferente manera por lo que para algunas es normal para otras mamás serán síntomas claros de alerta.

Sería necesario acudir al médico para que examine bien el pecho de la madre, utilizar ropa cómoda que no comprima el pecho y vaciar más frecuentemente las mamas pueden ayudar a disminuir los síntomas de las mastitis.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario