Descubre si es recomendable utilizar las pezoneras durante la lactancia materna cuando le des el pecho a tu bebé, o no son aconsejables.

Cuando la mamá empieza con la lactancia materna pueden comenzar a suceder ciertos inconvenientes o complicaciones a la hora de dar el pecho a su pequeño, muchas sufren de ingurgitación, otras irritación en los pezones y otras de pezones invertidos.

En un artículo anterior nombramos que las pezoneras son ideales y muy útiles cuando la mamá tiene los pezones invertidos, porque ayuda al bebé a agarrarse al pecho de la madre y mamar adecuadamente, sin embargo, las pezoneras no son del todo esenciales para dar el pecho, pues la lactancia materna no debería ser más que un contacto directo del pecho de la madre con la boca del bebé.

pezoneras

En ocasiones la madre comienzan con su lactancia con muy mal pie pero eso no significa que no puedan ofrecerle a su hijo su leche y extender en el tiempo la leche materna. En estos casos la madre debe solicitar ayuda, asistencia y consejos para que la lactancia sea correcta y favorable para los dos, la madre no debe sufrir cada vez que de mamar y el bebé debe estar alimentado en cada toma.

Pezoneras sí o no

Se recomienda que desde que empieza la lactancia materna hasta que se establece correctamente no se introduzca en la boca del pequeño ni chupetes, ni pezoneras ni otros objetos que puedan confundir con el pezón de la madre.

Solo así el hábito de agarrar y succionar el pezón de la madre se realizará con éxito desde el primer momento, aunque en algunos casos como los que hemos nombrado se necesiten ciertos artimañas para ayudar al bebé a mamar bien.

Las pezones cumplen la función de aislar el pezón de la madre de la boca del pequeño y facilitar que el pequeño agarre adecuadamente el pezón para comenzar a succionar la leche.

En los casos donde la madre sufra de molestias, grietas y dolor las pezoneras son un objeto ideal para que la madre sobretodo no sufra y el bebé pueda alimentarse de la leche materna.

También hay mamás que prefieren seguir dando el pecho sin pezonera aunque tengas ciertas complicaciones, muchas heridas se curan con el seguimiento continuado de la lactancia, ya que la misma leche materna actúa de cicatrizante.

Desde Lactancia Materna recomendamos que el uso de pezoneras se haga solo en el caso de que sea estrictamente necesario, si las heridas o molestias que sienta la madre no supuran y no van a mejor, pues tampoco es cuestión de sufrir cuando se da el pecho.

Dar de mamar al bebé debe ser un momento especial, confortable y en el que tanto la madre como el bebé disfrutan compartiendo un momento tan íntimo donde nada ni nadie pueda separarlos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario