Cuando una mujer está lactando es muy probable que en alguna ocasión tenga complicaciones que provoquen dolor, inflamación, fiebre o cualquier otro síntoma que indique que algo no está funcionando bien.

Hemos hablado en otras ocasiones de la mastitis, más común y frecuente de lo que se piensa, pero cuando la mastitis no se cura debidamente puede ocasionar otro problema mayor llamado absceso mamario.

absceso-mamario

El absceso mamario ocurre cuando la mastitis previamente diagnosticado no ha sido debidamente curada o tratada. Es una infección en el tejido graso de la mama que ocasiona inflamación y dolor.

Las infecciones mamarias como la mastitis, el absceso mamario o las ampollas blancas de leche se presentan en las mujeres que dan el pecho, si no es el caso puede que tenga relación con una enfermedad más grave como el cáncer.

Síntomas del absceso mamario

Como bien explicamos anteriormente, el absceso mamario se presenta con éstos síntomas:

  • Dolor de mamas e hinchazón.
  • Fiebre y picazón.
  • Secreción de pus por el pezón.

En cuanto a la lactancia, muchas mamás tienen dudas si deben o no seguir dando de mamar a sus bebés, y así debe ser. Puede resultar un poco incómodo pero normalmente se puede seguir dando el pecho para así mantener la producción de leche y evitar la obstrucción mamaria.

Siempre y cuando se pueda se debe seguir dando los dos pechos, si no se puede dar de mamar por el pecho afectado es necesario extraerse la leche y cuando se pueda seguir de manera natural.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario