leche-formulaDar el pecho al recién nacido es cuestión de posibilidades y gustos por parte de la madre por lo que sería cuestión de alimentar al bebé con otro tipo de leche que no es la materna.

Al principio se recomienda encarecidamente amamantar al bebé con el calostro que genera la madre los primeros días de vida y después se puede optar por pasar a la leches de fórmula o artificiales.

Las leches de fórmula que se venden en los comercios están preparadas especialmente para los bebés y les aporta todo lo necesario para su crecimiento y su desarrollo.

Leche de fórmula

En contra de lo que pueden pensar otras personas y las diversas opiniones las leches artificiales están elaboradas exclusivamente para los bebés hasta los 4 o 5 meses de edad.

Una de las ventajas de las leches de fórmula es que cuentan con un proceso de desnaturalización de las proteínas que permiten al bebé digerirla más fácilmente.

De todas maneras las leches artificiales no cuentan con esa protección inmunológica que presentan la leche materna y por eso se recomienda éste tipo de leche los primeros días de vida.

Las leches de fórmula de iniciación cuentan con todos los  nutrientes para cubrir las necesidades del recién nacido, algunas de estas leches están indicadas para los bebés prematuros y a partir de los 5 meses de edad deberá continuar con la leche de fórmula de continuación.

A partir de los 5 meses de edad, los bebés habrán desarrollado enzimas que se relacionan con el metabolismo de los aminoácidos, por lo que las leches de continuación no cuentan con la modificación lacto/albúmina/caseína, pues se trata de un período en el que el bebé comenzará con la ingesta de alimentos sólidos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario