Es habitual que el bebé tenga intolerancia a la lactosa, un trastorno muy común que afecta cada año a muchos bebés en todo el mundo.

intolerancia-lecheEs muy poco frecuente que los bebés tengan o manifiesten algún tipo de intolerancia durante los primeros meses, pues dichas intolerancias suelen aflorar sobre los dos años de vida.

Sin embargo hoy en día nacen bebés que requieren de una leche distinta para su alimentación ya que pueden manifestar síntomas que aluden a una alergia o cierta intolerancia.

Principalmente debemos reconocer que significa tener alergia o intolerancia a algún alimento ya que suelen confundirse.

La alergia es una reacción del cuerpo específicamente del sistema inmune ante cualquier proteína que la reconoce como peligrosa para la salud, por lo que el el sistema inmune reaccionará liberando anticuerpos para combatir el supuesto problema.

En cambio tener intolerancia a ciertos alimentos la persona o en este caso el bebé que la padece carece de enzimas como la enzima lactasa esencial para digerir la leche, por lo que es normal que el cuerpo presente ciertos síntomas a la hora de consumir un alimento el cual el organismo no está preparado para recibir.

Bebés con intolerancia a la leche

Si tu bebé presenta durante las primeras semanas heces acuosas o gases puede que presente una deficiencia funcional de lactasa, es decir, aún es demasiado pronto para que digiera correctamente la leche en este caso como alimento.

Esta pequeña afección es muy común en los primeros meses de vida del bebé y suele ser transitoria por lo que cuando tu bebé cumpla el año quizás ya no la padezca.

A medida que el bebé crece y aumenta de peso la deficiencia funcional de lactasa se irá reduciendo y será conveniente volver a introducir la leche en su dieta.

En el caso de las alergias se suele manifestar en los bebés más grandes y los síntomas suelen ser irritabilidad, sarpullidos, diarreas o incluso vómitos pues puede que se esté presentando una alergia a las proteínas de la leche.

Sin embargo la intolerancia a la lactosa en ocasiones no suele ser transitoria y se expande en el tiempo y el organismo del bebé sigue manteniendo su rechazo a la leche.

En estos casos es conveniente acudir al médico que te dará los pasos a seguir para la alimentación de tu hijo, pues existen leches de fórmula ideales para bebés que tienen cierta intolerancia o alergia a la leche.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario