Bebés con ictericia y lactancia maternaLa ictericia consiste en una enfermedad que se presenta como una coloración amarillenta en la piel (y también en el interior de los ojos), debido a un exceso de bilirrubina, que es una sustancia producida por nuestro organismo cuando descompone un exceso de glóbulos rojos.

Se trata de una enfermedad muy común en muchos neonatos, que aparece más habitualmente en los recién nacidos, sobretodo durante su primera semana de vida, aunque tiende a no durar más allá de dos semanas.

Los bebés con ictericia tienden a tener más sueño, suelen mostrarse más somnolientos y cansaditos y es normal que a la madre le cueste despertarlo en las tomas.

En este sentido, en relación a si es posible darle leche materna al bebé con ictericia, la realidad es que no habría mejor alimento para el pequeño, ya que la leche materna le ayuda a producir más deposiciones, y la bilirrubina desaparece del cuerpo del bebé a través de ellas.

Por tanto, las tomas ayudan al bebé a hacer deposiciones con más frecuencia, de manera que finalmente le ayudaremos a eliminar el posible exceso de bilirrubina que tenga en su pequeño organismo de forma más sencilla y rápida.

Imagen | amrufm

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit

Hacer un comentario